Asesinatos, depresión y años de insomnio: Rene Pérez, “Residente”, se confiesa con Zoé Saldaña

El nuevo disco de René Pérez, Residente, exintegrante de Calle 13, ha sido para él una catarsis, donde ha confesado a sus seguidores sus miedos, enfermedades y aspectos íntimos que sólo sus cercanos o el mismo conocían.

En ese contexto, el también compositor ha seleccionado un grupo de amigos para hablar un poco más del proceso creativo del disco al que decidió llamar con su nombre. La primera de ellas fue la actriz estadounidense de origen dominicano Zoé Saldaña.

Entre otras cosas le confesó que el número telefónico que, constantemente menciona y que le gustaría escuchar que contesten, es el que tenía su familia en su casa de la infancia.

“755-0802 es el número de mi casa, donde yo me crié. Yo sé que no existe ese número y nadie me va a contestar, pero me encantaría poder llamar a ese número y que alguien me contestara. No es que quiera volver a un lugar sino a ser yo, porque de volver al pasado no existiría mi hijo Milo, quizás volver a sentirme como cuando no era famoso y todo era más sencillo”, reiteró.

“El tema primero se llamaba mi parque, porque sentía que mi familia era mi parque, luego le había puesto volver a ser yo, pero habían como 500 mil, pero terminé poniéndole René, porque ese soy yo. Es un tema tan personal que consideré prudente que lleve mi nombre”, enfatizó.

En un Instagram live con la actriz señaló que tiene más de diez años que no duerme como es debido. “Escribí el tema en un momento de hipersensibilidad que solo iba escribiendo lo que estaba sintiendo. No pensé que lo iba a sacar hasta que le puse los arreglos. Era lo que yo sentía y lo estaba sacando”, estimó.

Habló también del asesinato de su mejor amigo, y de la déficit de atención que desde siempre ha tenido.

Aunque en varias ocasiones la señal se pierde, el cantante dejó claro que no se arrepiente de lo que le ha ocurrido. “Contar cuando perdí a uno de mis mejores amigos, que lo mató la policía, y volver atrás y contar como disfrutaba con mi amigo Christopher fue parte de mi terapia”, reiteró.

“El tema fue un desahogo. No estaba pensando en salud mental, hasta que lo saqué y vi los mensajes y la necesidad de las personas”, reiteró.

Sobre la canción

En el tema, que acompaña con un video en el que aparece en un campo de béisbol con indumentaria de ese deporte, hace una incursión en su biografía desde sus años de niñez, además de retratar la dureza de una familia, como el mismo señala de clase media-baja que no lo tuvo fácil para salir adelante.

El resultado es el tema y vídeo más íntimo de su carrera, a pesar de que como reconoce ha hecho temas muy honestos en estos años y una canción con un resultado en el que describe quién es, de dónde viene y cómo se siente.

“Escribo bien sobrio pero mejor borracho”, comienza diciendo el cantante, que asegura que cuando cae en depresión se lo cuenta a la ventana del avión.

“Me estoy divorciando, pero no importa sigo rimando”, continúa el cantante puertorriqueño, después de asegurar que no sabe a dónde va pero sí “de dónde vengo”.

“Mi padrastro me invitó un par de veces a pelear pero nos defendió y nunca faltó alimento” en su hogar, recuerda.

[instagram-feed]