British Airways bate el récord de vuelo subsónico más rápido entre Nueva York y Londres

Un vuelo de British Airways (BA) ha batido el récord del vuelo subsónico más rápido entre Nueva York y Londres, con una velocidad máxima de más 1.287 km/h.

El Boeing 747 voló durante la noche de sábado a domingo y llegó a su destino en cuatro horas y 56 minutos, mientras la tormenta Ciara se dirigía hacia el Reino Unido.

El avión aterrizó en el aeropuerto de Heathrow a las 4:43 am, casi dos horas antes de lo programado. Su velocidad máxima durante el vuelo fue de 1.327 km/h, según Flightradar24, un servicio de seguimiento de vuelos en línea.

La plataforma de seguimiento de vuelos estima que el tiempo promedio que tarda un avión en volar entre Londres y Nueva York es de 6 horas y 13 minutos.

Flightradar24 anunció la noticia del vuelo récord en su cuenta de Twitter: “Si no nos equivocamos, BA ahora arrebata a Norwegian el cruce subsónico más rápido entre Nueva York y Londres”.

El servicio agregó que el vuelo de British Airways fue un minuto más rápido que un vuelo de Virgin Airbus A350, que aterrizó en Heathrow momentos después. Y superó a otro avión de Virgin que aterrizó media hora más tarde por tres minutos.

Los tres vuelos batieron holgadamente el récord anterior de 5 horas y 13 minutos, en poder de Norwegian desde enero de 2018.

Aunque el avión de BA aparentemente registró una velocidad superior a la velocidad del sonido, 1.234 km/h, no habría roto la barrera sónica al ser empujado por el aire a su alrededor. Incluso cuando viajaba a más de 1.287 km/h, el 747 volaba mucho más lento que la velocidad del sonido en relación con el aire a su alrededor.

Un portavoz de BA dijo: “Siempre priorizamos la seguridad sobre los récords de velocidad, pero nuestros pilotos muy capacitados aprovecharon al máximo las condiciones para que los clientes regresen a Londres con mucha anticipación”.

La tormenta Ciara tocó tierra en Reino Unido durante el fin de semana y causó graves interrupciones de viaje en otros lugares. Dos de los aeropuertos más activos de Europa, uno en Frankfurt, Alemania, y el otro en Amsterdam, Países Bajos, suspendieron más de 100 vuelos debido a la tormenta.