Don Miguelo suspende el challenge de menores bailando; asegura nunca tuvo intención de promover el morbo

El cantante urbano Don Miguelo reaccionó la noche de este viernes ante la controversia generada por el challenge de su nueva canción “¿Y qué fue?”, lanzada el pasado 25 de julio y que se ha vuelto viral en las redes sociales, donde es bailada por adultos, pero principalmente menores de edad, razón por la que el Ministerio Público ha iniciado una investigación.

El intérprete de “La vainita” compartió un comunicado en su cuenta de Instagram en el que asegura que nunca tuvo la intención de promover el morbo y que accedió a publicar los videos donde bailan menores de edad a raíz de la cantidad de material que recibe “a cada minuto de mis seguidores, madres y padres, con la esperanza de que los publique en mis perfiles de redes sociales”.

Expresó que dejará de publicar el controversial challenge donde salgan niños y que no “buscaba publicitar imágenes que pudieran causar un daño moral o de cualquier otro tipo en contra de ellos”.

En tanto anunció que pronto lanzará el videoclip de la canción, cuyo audio oficial tiene 3.4 millones de vistas en YouTube.

Este viernes, se volvió tendencia el nombre de Don Miguelo en Twitter, tras un video en que bailaba su hijo, su sobrina y otras niñas en traje de baño. Los usuarios denunciaron el hecho y encontraron la respuesta de las magistradas Olga Diná Llaverías y Roxanna Reyes.

“Buenas tardes. Les puedo avanzar que el MP está trabajando en el caso. Y vamos a ayudar a no seguir difundiendo esas imágenes”, escribió la magistrada Olga Diná Llaverías, directora Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes de la Procuraduría General de la República, en respuesta a una publicación del abogado Félix Portes en Twitter.

Los padres o tutores de los menores son los que envían los materiales al artista que, ha llegado incluso a responder algunas de las críticas de los que se muestran en desacuerdo con que se expongan niñas a ese tipo de material. Otros defienden que ni la canción ni los videos son ofensivos.

El reguetonero nativo de San Francisco de Macorís ha borrado los videos donde salen menores de edad.