El país donde siguen llamando esclavos a las personas negras

A medida que las protestas contra el racismo se extendieron por varias partes del mundo a raíz de la muerte del afroestadounidense George Floyd en Estados Unidos, un país africano parecía estar en un mundo completamente distinto.

En Sudán, el uso del hashtag #BlackLivesMatter tuvo poca cabida.

De hecho, un gran número de usuarios en las redes sociales emplearon insultos racistas en contra de Issam Abdulraheem, un reconocido futbolista negro sudanés, y su pareja Reem Khougli, una maquilladora árabe de piel clara, después de que se casaron.

“En serio chica, esto es haram (término árabe para decir que algo está prohibido)… una reina se casa con su esclavo”, comentó un hombre en Facebook después de ver una foto de la pareja.

La luna de miel en Facebook live
La pareja recibió docenas de comentarios de ese tipo, algo que no sorprende dado que muchos sudaneses se ven a sí mismos como árabes y no como africanos, y emplean la palabra “esclavo”, entre otros términos despectivos, para referirse a la gente negra.

Sudán es un país que siempre ha estado dominado por una élite de piel clara que habla árabe, mientras que los africanos negros del sur y oeste del país enfrentan discriminación y son marginados.

Y es común que los periódicos utilicen insultos raciales, incluida la palabra “esclavo”.

Hace un par de semanas, un columnista islamista que no aprueba que las mujeres jueguen fútbol, y que escribe para el medio local Al-Intibaha -un diario que apoya al expresidente Omar al-Bashir- ​​se refirió a la entrenadora de fútbol del equipo femenino Gunners como esclava.

Además, casi todos los medios sudaneses describen a los jóvenes delincuentes de Jartum, la capital del país, como “negros”, ya que se les considera pobres y no étnicamente árabes.

Cuando le pregunté a Abdulraheem cómo reaccionó a los insultos raciales que él y su esposa recibieron, simplemente dijo: “No pude publicar más fotos en mis redes sociales porque temía recibir más (abusos)”.

En cambio, el joven de 29 años y su esposa de 24 transmitieron un concierto en Facebook durante su luna de miel, explicando que estaban enamorados y que la raza de ambos era irrelevante.

Pocas caras negras
En otro caso reciente, la directora de un grupo de derechos de la mujer, “No To Women Oppression” (No a la opresión hacia la mujer), comentó una foto que muestra a un joven negro con su esposa blanca europea diciendo que la chica, al elegir a su esposo, podría haber estado buscando a la criatura desaparecida en el proceso evolutivo entre humanos y monos.