Es muy poco probable que los alimentos sean una fuente de contaminación de covid-19, dicen los expertos

Un equipo de expertos en contaminación de alimentos dice que es muy poco probable que los alimentos sean una fuente de transmisión de covid-19.

La Comisión Internacional de Especificaciones Microbiológicas para Alimentos (ICMSF) examinó la evidencia de que el coronavirus podría estar presente en los alimentos o en su empaque y encontró muy poco.

Su hallazgo refleja los informes anteriores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. de que no existe un riesgo real de contraer el virus que causa el covid-19 en los alimentos o los envases de alimentos.

«Hasta la fecha, no ha habido ninguna evidencia de que los alimentos, el envasado de alimentos o la manipulación de alimentos sean una fuente o una ruta de transmisión importante para el SARS-CoV-2 que resulta en covid-19», dijo la organización en un comunicado.

«No hay alimentos que deban considerarse un riesgo o que justifiquen su consideración como vector del SARS-CoV-2».

Si bien es posible que las personas coman algo contaminado con el virus y se infecten de esa manera, nunca se ha visto que haya sucedido, dijeron.

Sin embargo, todavía es prudente enfatizar las buenas prácticas de higiene alimentaria, dijo el grupo.

Si bien algunos países han restringido las importaciones de alimentos, han realizado pruebas a productos importados o han pedido a las empresas que declaren que sus productos están libres de coronavirus, la ICMSF dice que nada de esto es necesario.

«El enfoque de las empresas alimentarias debería ser proteger a los trabajadores de la alimentación, los consumidores y los clientes de los restaurantes para que no se infecten por la propagación del SARS-CoV-2 de persona a persona», escribieron.

¿Cuándo comenzaron las preocupaciones sobre la contaminación de los alimentos?

La preocupación por la transmisión del virus a través de superficies comenzó a finales de marzo después de un estudio publicado en el prestigioso New England Journal of Medicine.

«Lo que mostró el estudio es que bajo ciertas condiciones en el laboratorio, que obviamente son algo artificiales, el SARS-CoV-2 es detectable por hasta tres horas en aerosoles, hasta cuatro horas en cobre, hasta 24 horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico y acero inoxidable», dijo Jamie Lloyd-Smith, un científico que estudió cuánto tiempo podría permanecer el SARS-CoV-2, el virus que causa el covid-19, en varias superficies.

Pero el estudio no tuvo en cuenta otros factores que podrían ayudar a inactivar el virus, como la luz solar o los desinfectantes, o analizar los diferentes niveles de virus, dijo Lloyd-Smith.

La mayoría de los expertos coinciden en que lo más importante es lavarse las manos, el distanciamiento físico y el uso de máscaras son las mejores formas de garantizar la seguridad y la propagación de la infección.