Fumar marihuana y coronavirus: incluso el uso ocasional aumenta el riesgo de complicaciones de covid-19

Si estás fumando marihuana para aliviar el estrés durante la cuarentena de la pandemia de coronavirus, los expertos dicen que es hora de pensarlo dos veces.

Fumar marihuana, incluso ocasionalmente, puede aumentar el riesgo de complicaciones más graves de covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

“Lo que les sucede a las vías respiratorias cuando fumas cannabis es que causa cierto grado de inflamación, muy similar a la bronquitis, muy similar al tipo de inflamación que puede causar fumar cigarrillos”, dijo Albert Rizzo, neumólogo y director médico de la Asociación Estadounidense del Pulmón. “Ahora tienes algo de inflamación de las vías respiratorias y además tienes una infección. Entonces, sí, tu posibilidad de tener más complicaciones está ahí”.

Pero quizá podrías decir que acabas de comenzar a fumar y no es mucho, ¿cuál es el daño?

El problema, dijo el doctor Mitchell Glass, neumólogo y portavoz de la Asociación Estadounidense del Pulmón, es que lo último que deseas durante una pandemia es hacer más difícil que un médico diagnostique tus síntomas.

“El covid-19 es una enfermedad pulmonar”, dijo Glass. “¿Realmente deseas tener una variable de confusión si necesitas ver a un médico o a un profesional de la salud diciendo: ‘Ah, y por cierto, no soy un consumidor habitual de cannabis, pero decidí usar cannabis para calmarme”.

“No deberías hacer nada que pueda confundir la capacidad de los trabajadores de la salud de hacer una evaluación rápida y precisa de lo que está sucediendo contigo”, agregó.

¿Esa tos es por fumar o por coronavirus?
Fumar marihuana de manera “crónica”, definido como el uso diario, daña los pulmones durante un período de tiempo. El resultado final “se parece mucho a la bronquitis crónica, que es, por supuesto, uno de los términos que usamos para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o Epoc”, dijo Glass

Los fumadores, las personas con Epoc y otras enfermedades pulmonares crónicas, así como las personas con asma moderada a severa, se encuentran entre los que corren un alto riesgo de contraer una enfermedad grave debido al covid-19, incluido el peor de los casos de que les pongan un ventilador para para seguir respirando.

Las señales de daño pulmonar por fumar, incluso unos pocos cigarrillos, pueden aparecer en cuestión de días. Si bien uno o dos golpes de marihuana no se comparan, hay algunas propiedades únicas de un ‘porro’ de marihuana que definitivamente son problemáticas para los pulmones incluso si eres un fumador nuevo, dijo Glass.

Piensa en lo que le sucede a un cigarrillo cuando lo enciendes y lo dejas en un cenicero: se quemará rápidamente hasta el filtro, y no habrá nada más que cenizas.

“Está rodeado de papel. Está completamente seco. Está hecho para quemar a una temperatura muy alta”, dijo Glass.

Ahora piensa en cómo se quema un cigarrillo de marijuana: siempre queda algo de hierba, la “colilla”, como dicen.

“La marihuana arde a una temperatura mucho más baja que un cigarrillo hecho comercialmente”, dijo Glass. “Debido a eso, la persona está inhalando una cierta cantidad de material vegetal no quemado”.

Eso irrita los pulmones de la misma manera que lo hacen el polen de ambrosía, abedul y roble en las personas alérgicas a ellos, dijo.

“Entonces, de inmediato, hay pacientes que serían cada vez más susceptibles a tener broncoespasmo o tos porque tienen una vía aérea más sensible”.

Y dado que una tos seca es un signo clave de covid-19, cualquier tos causada por fumar marihuana podría imitar fácilmente ese síntoma, lo que dificulta el diagnóstico.

La necesidad de tener la cabeza despejada

También hay otro factor. Como todos sabemos, la marihuana no solo te calma, sino que también afecta tu capacidad de funcionamiento, y eso no te favorece si tienes una emergencia médica durante una pandemia.

“Estás reduciendo la ansiedad, pero eso sigue siendo un cambio en tu forma de pensar, un cambio en la forma en que manejas los hechos, cómo estás captando las situaciones”, dijo Glass.

“Entonces un trabajador de la salud que está vestido, enguantado, posiblemente con un traje de materiales peligrosos está tratando de comunicarse contigo. Estas son personas que están tratando de decidir si debes ir a casa, entrar a la sala de emergencias, o en el peor de los casos, ponerte un ventilador”, continuó.

“Ellos quieren que la persona que está dando su consentimiento informado tenga el control total de sus procesos de pensamiento”.