“Lápiz Conciente” y “Mozart la Para” no son los únicos; las tiraderas, una estrategia rentable en la música urbana

Desde los tiempos de Playero la tiradera es un recurso que utilizan los raperos para posicionar dos conceptos musicales aparentemente diferentes.

A pesar de las pasiones que generan en sus fanáticos, lo cierto es que, es “una negociación ganar ganar” que incrementa la popularidad de los artistas involucrados.

El “Lápiz Conciente”, quien se ha enfrascado en una controversial disputa con su colega “Mozart la Para”, ha utilizado constantemente este recurso durante su carrera. Lo hizo en los inicios con Vakeró, también con Shelow Shaq. El mayor clásico y El Alfa fue otra rivalidad interesante en su momento. Las mujeres del género también han protagonizado épicas tiraderas.

Pero no es el único, en el género urbano de Puerto Rico, se le conoce como tiraera, y puede tener ritmos tanto de rap, como de reggaeton. Algunas rivalidades que se lanzaron estas tiraeras son: Daddy Yankee vs. Don Omar, Cosculluela vs. Ñengo Flow, Arcángel vs. Polaco, Cosculluela vs. Tempo, Tempo vs. Lito y Polaco,Almighty vs. Carbon Fiber Music, Kendo Kaponi vs. Farruko, Residente vs. Tempo, entre otras.

Lo que distingue las tiraeras de Puerto Rico de otras en el mundo, es la forma directa, constante y dura en que se lanza. En muchas veces se menciona a quien va dirigida. Es vista más como un negocio.

Todas tienen algo en común: pusieron a los medios a hablar de ellos y los videoclips se volvieron tendencias en cuestión de horas.

De acuerdo a su definición un ‘diss’, de la forma del inglés de Estados Unidos (vocablo creado a partir de disrespect), o también tiradera en español (ejemplos:diss song o diss track), es una canción de insatisfacción, creada con el único propósito de atacar verbalmente e insultar a una persona o a un grupo de personas. Este tipo de canción pertenece al género del hip hop.

Los diss se clasifican dentro del hardcore rap y gangsta rap, por enmarcar canciones y/o producciones que por su temática o estructura destacan por su libre expresionismo, especialmente a quien va dirigida.

Según The Economist, “esas canciones reforzaron los perfiles de dos artistas ya consagrados (analalizando la tiradera entre drake y Pusha T)”.

Señalan que, “en el punto álgido de la disputa, entre el 27 de mayo y el 2 de junio, el número de búsquedas de Drake en Google casi se cuadruplicó, mientras que el número de búsquedas de Pusha T fue casi 50 veces mayor que en cualquier otra semana del año anterior. Ese interés pareció traducirse en ventas y transmisiones”.

“DAYTONA”, lanzado el 25 de mayo, es el álbum más alto de Pusha T en el Billboard 200. “Scorpion”, el álbum de Drake (que abordó algunas de las quejas de su rival), alcanzó el estado de platino el día de su lanzamiento el mes pasado. La difusión pública de la ropa sucia benefició a ambas partes.

Ese mismo escenario están viviendo los artistas locales Mozart la Para y Lápiz Conciente.

A solo horas del lanzamiento de la respuesta del denominado Papá del rap al varias veces ganador del premio Soberano del pueblo se convirtió en tendencia en YouTube y logró que las discusiones de sus fanáticos en redes sociales los posicionaran como los más mencionados en Internet durante varios días seguidos.

Todas las canciones lanzadas en la tiradera han superado el millón de vistas en YouTube en solo horas y han tomado los primeros lugares en tendencia en RD y otros países.

La revista Billboard en inglés además de figuras de la música como Nacho, Tempo, Arcángel y hasta Raulín Rodríguez han hablado de la tiradera entre Mozart y Lápiz, que es el tema de conversación en estos días.

El exintegrante del dueto Chyno y Nacho publicó una fotografia de ambos en su cuenta de Instagram, donde expresó lo siguiente:

“Sea cual sea el resultado de la contienda tratando de ser lo más objetivo posible, siempre habrá espacio para lo subjetivo mientras exista la fidelidad de los fanáticos de cada uno. Por mi parte, mi total respeto y cariño para ambos porque de ambos he recibido actos de compañerismo sin egoísmo, he intercambiado ideas, conocimiento y he compartido música. Les agradezco por hacer estos días de cuarentena menos aburridos. Gracias por el entretenimiento y mucho éxito en sus proyectos. El movimiento urbano de RD está arriba”, expresó el artista.

¿De dónde viene esta tiradera?

En una entrevista reciente para Diario Libre, el locutor especializado en música urbana Brea Frank, respondió a esta interrogante.

El experto, quien labora en el espacio “La Gozadera New York”, indica que estos dos intérpretes desde el principio han mantenido diferencias, aunque en ciertos momentos fueron cercanos.

Mozart la Para, siendo un jovencito, se dio a conocer haciendo freestyle y buscaba entrar al género en un momento en que el artista más importante era Lápiz Conciente, quien logró que el rap dominicano sea un fenómeno de masas. “A él tocó entrar con un enemigo de Lápiz en ese entonces, que era Toxic Crow. En ese tiempo era negocio tirarle al Papá del rap”, recuerda Brea Frank.

El primer acercamiento que tuvieron cuando en sus inicios fue en un concurso realizado por Mortal 104.9 FM que se llamaba “El que mejor lo haga en vivo” en el que Lápiz era jurado y votó a favor de su hoy contrincante musical.

A partir de ahí, Mozart siguió mostrando su talento en el emergente género urbano y siguieron tirándose por más de una década.

Refiere el popular locutor que, en un momento de su trayectoria, el público vio al intérprete de “Mujeres” como el mejor exponente dominicano y otros al de “Amor por accidente”, por lo que considera, los egos siempre han estado presentes.

“Creo que ahora Lápiz le tira a Mozart porque puede darse un beneficio comercial para ambos; estamos en medio de una pandemia, él promociona su marca OiO y Mozart lanzó su EP ‘6 anillos’”, dijo Brea.

Creadores como Jake y Logan Paul, RiceGum, KSI y Wolfie han hecho carreras metiéndose en peleas entre sí y creando pistas de alta calidad a partir de los restos. Así lo reseña un artículo publicado por polygon.com hace ya un par de años.

Ellos reseñan que este juego funciona. Algunas de las pistas más populares, como “It’s Everyday Bro” de Jake Paul, “The Fall of Jake Paul” de Logan Paul y “It’s Everynight Sis” de RiceGum, tienen más de 150 millones de visitas. Haga los cálculos y sabrá por qué la tendencia llegó para quedarse.

“Es imposible decir con certeza cuánto gana alguien como Jake Paul con cada video. Sin embargo, como uno de los creadores más populares de YouTube, podemos asumir con seguridad que gana aproximadamente $ 10 por cada mil vistas, o $ 10 de CPM. La canción de Paul, “It’s Everyday Bro”, acumuló más de 200 millones de visitas, lo que le valió alrededor de 2 millones de dólares. Esto se suma a su vlogueo diario, la mercancía anunciada en el video, y vendida a través de su sitio web, y la posibilidad de crear un catálogo de canciones con las que luego puede hacer giras por todo el país”, reseña el artículo.

Las pistas de Diss son un negocio lucrativo y crean prestigio en la industria para los populares YouTubers (RiceGum y Alissa Violet obtuvieron el platino con “It’s Everynight Sis”). Sin embargo, eso no es lo que mantiene a la gente alerta, esperando a que caiga la siguiente pista. Al igual que el apogeo de las pistas del rap, se trata de ser parte de una cultura y comprender su tradición.

“Los diss, la mayoría de las veces, se inician, se producen o son producto de los beef, rivalidades y disputas entre dos o más artistas de rap (como por ejemplo 2Pac y Notorious B.I.G., Eazy E y Dr. Dre, Jay-Z y Nas. Uno de los ejemplos de este particular tipo de canción es Hit ‘Em Up de 2pac o “The Bridge is Over” de Boogie Down Productions o “MIC Drop” de BTS)” . (Wikipedia)

En algunos casos, las diss pueden ser utilizadas con el mismo propósito, pero parodiando otra canción del “atacado”. Un ejemplo de esto es “Pissin’ On Em” de Lil’ Kim, que parodia el éxito de Nicki Minaj “Did It On Em”.

Contrario a lo que se piensa, en este tipo de estrategias no hay un ganador y un perdedor, los números finalmente hablan por sí solo. Ganan los artistas, gana el movimiento urbano y ganan los fanáticos.