Pérdida del olfato por coronavirus: ¿cómo poner a prueba tus sentidos?

En casos leves a moderados de coronavirus, la pérdida del olfato y, por lo tanto, del gusto, se está convirtiendo en uno de los primeros signos más inusuales de la enfermedad llamada covid-19.

“Lo que se llama anosmia, que básicamente significa pérdida del olfato, parece ser un síntoma que desarrollaron varios pacientes”, dijo el corresponsal médico jefe de CNN, el doctor Sanjay Gupta, al presentador de CNN Alisyn Camerota en el programa New Day.

“Puede estar relacionado con la pérdida del gusto, con la pérdida del apetito, no estamos seguros, pero claramente es algo a tener en cuenta”, dijo Gupta. “A veces, estos primeros síntomas no son los clásicos”.

Así se siente tener coronavirus 2:16
Si bien la fiebre, la tos y la falta de aliento son los signos clásicos clave de contraer covid-19, un análisis reciente de casos más leves en Corea del Sur encontró que el síntoma principal de presentación en el 30% de los pacientes fue la pérdida del olfato. En Alemania, más de dos de cada tres casos confirmados tenían anosmia.

En respuesta, la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología-Cirugía de Cuello y Cabeza y la ENT UK, una organización profesional que representa a los cirujanos de orejas, nariz y garganta en Reino Unido, piden que se agregue la pérdida de olfato o gusto a las herramientas de detección para posible infección por covid-19.

Pero a aquellos con signos preocupantes, que pueden o no ser coronavirus, se les dice que se queden en casa y controlen sus síntomas para no abarrotar a los hospitales, clínicas y trabajadores de la salud que ya están sobrecargados y que luchan por salvar vidas.

Entonces, ¿hay algo que puedas hacer en casa para probar si estás perdiendo el olfato?

La respuesta es sí, mediante el uso de la “prueba jellybean”.

La prueba de la gominola

“Toma una gominola en una mano y con la otra mano tápate la nariz con fuerza para que no fluya aire”, dijo Steven Munger, director del Centro para el Olor y el Gusto en el Universidad de Florida.

“Pones la gominola en tu boca y la masticas. Digamos que es una gominola con sabor a fruta: si obtienes el sabor más la dulzura de la gominola sabrás que tienes un sentido del sabor funcional”, dijo Munger.

“Entonces, mientras sigues masticando, de repente suelta tu nariz. Si tienes sentido del olfato, de repente obtendrás todos los olores y dirás ‘¡Oh! Es una gominola de limón” o “¡Oh! Es cereza”. Realmente es un tipo de respuesta muy dramática, rápida y asombrosa”, explicó.

“Entonces, si puedes pasar del sabor agridulce al sabor completo y saber cuál es el sabor”, dijo Munger, “entonces tu sentido del olfato probablemente esté en bastante buena forma”.

El nombre científico de este proceso es olfato retro nasal, donde los olores fluyen desde la parte posterior de la boca hacia arriba a través de la faringe nasal y hacia la cavidad nasal.

Pero, ¿y si no tienes una gominola? También puedes usar otros alimentos, dijo el doctor Erich Voigt, especialista en oído, nariz y garganta, director de la división de otorrinolaringología del sueño de la Langone Health de NYU.