¿Son seguros los envíos de comida a domicilio durante la pandemia de coronavirus? Sí, dicen los expertos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los gobernadores de varios estados han sugerido que los estadounidenses deben evitar los restaurantes debido a la pandemia por el nuevo coronavirus.

En cambio, se nos ha pedido que hagamos pedidos a domicilio, compremos comida para llevar o que compremos con cuidado en el supermercado, lo que ha dejado a muchas personas preguntándose: ¿Cuán seguro es hacer todas esas cosas a medida que se propaga el virus?

No es la comida en sí
Primero, la buena noticia: es probable que el virus no se transmita por el alimento en sí mismo, dijo el doctor Ian Williams, jefe de la Rama de Respuesta y Prevención de Brotes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que investiga enfermedades transmitidas por los alimentos y por el agua.

“No hay evidencia de que, hasta ahora, el covid-19 sea transmitido por los alimentos o por los servicios de alimentos”, dijo Williams en un seminario web. “Esto realmente es respiratorio, de persona a persona. En este momento no hay evidencia que realmente nos señale la comida [o] el servicio de alimentos como formas que están impulsando la epidemia”.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) se hizo eco de esa idea, diciendo en su sitio web que no tiene conocimiento de ningún informe que sugiera que el covid-19 puede transmitirse a través de alimentos o envases de alimentos.

Al menos eso es lo que sabemos ahora, y los expertos han dicho que continuarán evaluando el virus.

Sin embargo, la FDA emitió un recordatorio acerca de que todos en la cadena de suministro de alimentos sigan prácticas de higiene adecuadas, incluido lavarse las manos y limpiar las superficies regularmente para mantener bajo el nivel de riesgo.

Si estás recogiendo comida para llevar o un domicilio
Más noticias tranquilizadoras: Hay poco riesgo de contraer el virus de alimentos o envases de alimentos recogidos en una ventana de comida para llevar o en un restaurante, dijo Benjamin Chapman, profesor y especialista en Seguridad Alimentaria en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

“Quiero aclarar que la comida o los paquetes pueden transmitir el virus, pero el riesgo de transmisión es muy, muy bajo”, dijo Chapman. “Esta es una posibilidad remota miles, si no millones, de veces menos probable que cualquiera de las otras rutas de exposición. Realmente, muy bajo riesgo”.

Cualquier riesgo real de contaminación, dijo, vendría del trabajador entregando la comida.

“Existe la posibilidad de que el empleado de alimentos en la ventana esté enfermo, pero es probable que el negocio de alimentos siga las políticas de salud sobre los empleados y las recomendaciones del departamento de salud local para mantener a estas personas en casa”, dijo Chapman.

“Muchos de los servicios de entrega están trabajando con las mejores prácticas”, dijo Don Schaffner, un especialista en Ciencias de los Alimentos especializado en riesgos microbianos, lavado de manos y contaminación cruzada.

Eso incluye entregas sin contacto, como clientes que piden comida en un porche o en la puerta, y que usan transacciones sin contacto y sin efectivo.

Noticias aún más reconfortantes: incluso si comiste alimentos con el virus, no hay muchos receptores en el tracto digestivo para que el virus se adhiera, por lo que tragar el virus probablemente no conduzca a contraer la enfermedad.

En otras palabras, tu sistema digestivo lo eliminaría, dijo Williams.

A pesar del pequeño riesgo, hay pasos a seguir para aquellos que están preocupados, especialmente los ancianos, que deben ser más cuidadosos. Los expertos recomiendan que recojan cualquier paquete de comida para llevar o domicilio con guantes.

“Puedes retirar tu comida del embalaje externo, desecharlo o reciclarlo adecuadamente” y colocar la comida en un plato, aconseja Schaffner. Luego, después de deshacerte de los guantes, “lávate o desinféctate las manos antes de sentarte a comer”.

Si vas al supermercado
Aquí están las noticias más duras: Aglomeraciones de personas que pueden toser o estornudar o propagar sus gérmenes en los carritos de supermercado y en las líneas de pago. Eso es parte de por qué se ha alentado el distanciamiento social y parte de la razón por la cual las tiendas de comestibles pueden ser un problema. Muchas personas se sienten estresadas y ansiosas por la comida, a pesar de que se les dice que los suministros de alimentos están bien y que se repondrán los supermercados. Para aquellos preocupados por las multitudes, ir durante las horas de menor afluencia puede ayudar.

“La gente en la tienda es el mayor riesgo en mi lista”, dijo Chapman, cuando se trata de supermercados.

Cualquier persona que esté enferma o piense que podría estar enferma debería evitar ir a las tiendas, dicen los expertos.

[instagram-feed]