TikTok y WeChat en Estados Unidos | Donald Trump ordena a las empresas de su país finalizar operaciones con las dos compañías chinas en los próximos 45 días

Según las órdenes, las compañías estadounidenses deben detener sus operaciones con estas compañías en los próximos 45 días. Trump ha dicho que su decisión pretende “proteger la seguridad nacional” de su país.

La medida supone una escalada importante en la posición firme de Washington ante el poder de Pekín en la tecnología global.

=El anuncio se produce en medio de las conversaciones que el gigante tecnológico estadounidense Microsoft está llevando a cabo para comprar TikTok antes del 15 de septiembre, la fecha límite impuesta por Trump.

La plataforma de videos de corta duración TikTok es gestionada por la empresa china ByteDance. El servicio de mensajería WeChat, por su parte, pertenece al conglomerado Tencent.

Las órdenes ejecutivas de Trump son el último episodio de una extensa campaña tecnológica y económica que el presidente ha sostenido contra China.

Analistas explican, sin embargo, que la medida de Trump será muy probablemente sometida a desafíos legales.

¿Qué dijo Trump?

En ambas órdenes ejecutivas, Trump dijo que considera que “se deben tomar medidas adicionales para enfrentar la emergencia nacional con respecto a la cadena de suministro de servicios y tecnología de la información y las comunicaciones”.

Y añadió: “La propagación en EE.UU. de aplicaciones móviles desarrolladas y pertenecientes a compañías de la República Popular de China (China) continúa amenazando la seguridad nacional, la política exterior y la economía”.

El presidente calificó a ambas aplicaciones como una “amenaza” y dijo que cualquier “transacción” no especificada entre empresas estadounidenses y los propietarios chinos de las aplicaciones será “prohibida”.

Las órdenes citan la autoridad legal de la Ley Nacional de Emergencias y la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia.

El texto de la orden de Trump dice que la recopilación de datos de TikTok podría permitir a China rastrear a los empleados del gobierno de EE.UU. y juntar información personal para chantajear o llevar a cabo espionaje corporativo.