Tómate esto en serio. El coronavirus está a punto de cambiar tu vida por un tiempo

Si pensabas que el coronavirus no era gran cosa o si pensabas que iba a desaparecer, despierta.

Tu vida está a punto de cambiar.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., emitió una alarmante advertencia durante una sesión informativa de la Casa Blanca el martes: los estadounidenses en todas partes deben cambiar la forma en que viven sus vidas. Ahora mismo.

“Nos gustaría que el país se dé cuenta de que, como nación, no podemos estar haciendo el tipo de cosas que estábamos haciendo hace unos meses. No importa si estás en un estado que no tiene casos o un caso”, dijo Fauci, refiriendo a los estadounidenses al nuevo sitio web federal Coronavirus.gov para obtener detalles sobre las precauciones que deben tomarse en casa, en el trabajo y en el mundo.

“Si y cuándo lleguen las infecciones, y vendrán, lamento decirlo, es triste decirlo, cuando tengamos que enfrentar una enfermedad infecciosa… debemos estar tanto donde va a estar la infección en un futuro, así como donde ya está “, indicó Fauci.

“Todos deberían decir, ‘Todas las manos a la carga’”, agregó.

Fauci no es el único que dice que este es el momento de contener el coronavirus.

Estamos en un punto de inflexión, según Thomas Bossert, ex asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, escribió en el diario The Washington Post. Vale la pena leer su pieza completa, pero el punto clave es este:

“Los funcionarios deben apretar el gatillo en las intervenciones agresivas. El tiempo importa. Dos semanas de retraso pueden significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Los expertos en salud pública aprendieron esto en 1918 cuando la gripe española mató a entre 50 y 100 millones de personas en todo el mundo. Si no tomamos medidas, veremos cómo nuestro sistema de salud se ve abrumado”.

Comparó las acciones laxas tempranas en Italia, que ahora está bajo cierre nacional, con las acciones tempranas más estrictas e invasivas en Singapur y Hong Kong.

Bossert también dijo que los estadounidenses deben prepararse para estar fuera de su ritmo diario durante semanas:

“¿Cuánto tiempo? Los epidemiólogos sugieren que se necesitarán ocho semanas para detener este brote. Los administradores, estudiantes, maestros y padres deben buscar las maneras de continuar la educación de nuestros hijos mientras contribuyen a este esfuerzo de salud pública en toda la comunidad”.

Estados de emergencia: el suburbio de New Rochelle, Nueva York, está bajo contención, y llamaron a la Guardia Nacional para ayudar a entregar alimentos a los residentes. Al menos 18 gobernadores habían declarado estados de emergencia hasta el martes por la noche. Escribí sobre lo que realmente significa un “estado de emergencia”. Léelo

Cierres de escuelas: en la sesión informativa de la Casa Blanca, Fauci dijo que cerrar las escuelas a nivel nacional no es apropiada en este momento. Este es un país inmenso. Más bien, tenemos que mirar hacia dónde va el brote y, de manera preventiva, hacer los cierres allí.

Ayuda del Gobierno: el vicepresidente Mike Pence aseguró a los estadounidenses que el presidente pondría todo el peso del Gobierno detrás de la lucha contra el brote. Pence dijo que las personas que se sienten enfermas no deberían sentir que tienen que trabajar o arriesgar sus cheques de pago.

Los funcionarios de la administración también están presionando por una exención del impuesto sobre la nómina para poner más dinero en los bolsillos de las personas. Eso es asumiendo que mantengan sus trabajos.

Pero después de que Trump hizo un raro viaje al Capitolio el martes para reunirse con los republicanos del Senado, está claro que están muy lejos de llegar a un acuerdo sobre un paquete. El equipo del Congreso de CNN informa de cómo va el tema aquí:

Después de la reunión de una hora en el Capitolio, donde la conversación incluyó propuestas de exenciones de impuestos sobre la nómina para los trabajadores, alivio específico para las industrias más afectadas, como aerolíneas, cruceros, restaurantes y minoristas, recortes de impuestos para ayudar a las pequeñas empresas a pagar mejor licencia por enfermedad para sus trabajadores y otras propuestas, algunos senadores republicanos se mostraron escépticos acerca de pasar rápidamente un costoso paquete de estímulo.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, indicó después que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, tendrían “control del balón” en las negociaciones que podrían tener lugar en las próximas semanas y que los republicanos del Senado se comunicarían con ellos para ver si podían llegar a un acuerdo.

En pocas palabras: esto es mucho más grande que el partidismo, o lo que alguien piense sobre Trump o Washington.

Trump se saltó la sesión informativa de la Casa Blanca del martes, pero tuiteó al mismo tiempo sobre el bajo desempleo en EE.UU. y las políticas sobre cambio climático de los demócratas. Más temprano ese día retuiteó las precauciones de seguridad por el coronavirus publicadas en la cuenta de Pence. Hasta hace poco, el presidente afirmó que el coronavirus estaba bajo control.

Incluso las personalidades de Fox News están divididas –lo que dice algo– sobre qué tan en serio se debe tomar esta amenaza. Tucker Carlson pareció dar una medida de súplica para que los funcionarios lo tomen en serio. Pero Trish Regan de Fox Business desestimó todo el brote como un intento de los demócratas de deshacer a Trump. En serio. Así de arraigadas se han convertido las teorías de conspiración.

[instagram-feed]