Un enero trágico en República Dominicana y el mundo

Con la alegría de diciembre y la armonía de la Navidad, las personas esperan que el nuevo año llegue cargado de “buenas noticias”, además del cumplimento de las metas que casi todos se imponen cuando se acerca enero. Sin embargo, este mes desde su primer día fue abandonando el color blanco para apostar a la escala de grises.

República Dominicana, una nación con una tasa de asesinatos de 9.5 por cada 100,000 habitantes, estrenó el año teñida de sangre con la muerte de Angelita Sánchez, de 46 años, quien fue la primera víctima de feminicidio reportada en el 2020. Sánchez fue ultimada por su pareja Juan Luis Peralta, de 34 años, en el sector Buenos Aires, de Río San Juan, en María Trinidad Sánchez, tras sostener una acalorada discusión en la madrugada del primero de enero.

A esta muerte se suma el asesinato de una dominicana por su pareja, de la misma nacionalidad, en Filadelfia, Estados Unidos. Poco después una mujer venezolana identificada como Nelsi María Colmenares, perdió la vida luego de recibir un impacto de bala a manos de su pareja el raso de la Policía Jesús Ferreras Cuello, quien luego intentó quitarse la vida con su arma de reglamento.

El luto que vivió el sector de los Mameyes, en Santo Domingo Este, por la muerte de Colmenares se trasladó a San José de Ocoa, donde Yajaira Jiménez, de 25 años, dejó en la orfandad a un niño de tres años, después de ser acuchillada por Franco del Villar, de 43 años, un hombre que supuestamente la cortejaba.

Ya para el tercer día del año el país llevaba su quinto feminicidio con el deceso de Yeseli Cáceres, de 25 años, quien fue ultimada por su expareja en Cotuí. Para el 13 de enero el país tenía contabilizado siete feminicidios. Pese a esto, la nación ha tenido una baja en la tasa de homicidios con relación al 2018, lo cual hace que el país siga estando entre los menos violentos de la región. República Dominicana terminará el mes de enero con un total de 8 feminicidios.