Westbrook brilla con 45 puntos en el triunfo ante Minnesota

Russell Westbrook ha tomado definitivamente el relevo de James Harden mientras que éste recupera su mejor nivel. El base, quien llegó a Houston justo para esto, para ser una amenaza para los rivales más allá de la enorme aportación de La Barba, se destapó anoche con su mejor partido como jugador de los Rockets con 45 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes para vencer a Minnesota Timberwolves por 124-131.

El MVP de 2017 está promediando 33,6 puntos, 9,1 asistencias y 8,7 rebotes en los siete últimos partidos, números que anoche vivieron su especial eclosión cuando se convirtió en el primer jugador en firmar al menos 45 puntos sin un triple desde 2007. Su antecesor en tal hazaña le da aún más valor a lo conseguido. Se trata de Dwyane Wade, quien hizo 48 puntos ante Orlando Magic. Para Westbrook todo se trata de jugar plenamente concentrado.

“Simplemente he estado realizando los tiros que quería hacer. Ese que estaba en la cancha era yo madurando durante el partido y descubriendo las mejores situaciones para lograr los puntos lanzando justo en el momento adecuado”, señala.